Tips Informativos Septiembre 2011

Las mochilas sobrellenas pueden causar un dolor de espalda
Una mochila sobrellena con libros y artículos escolares puede ser indicativa de un estudiante que desea estar en el cuadro de honor, pero los doctores de UT Southwestern Medical Center están más preocupados de que podría ejercer demasiada presión sobre la espalda y que podría llegar a causar daños a los nervios. 

Una condición llamada parálisis de mochila es causada por la presión ejercida sobre los hombros y los brazos.  Los síntomas incluyen dolor y una sensación de hormigueo en las manos y los brazos. El problema podría resultar siendo permanente si los niños continúan cargando mochilas que son demasiado pesadas.

“Si el niño se esfuerza demasiado o camina encorvado, es una señal de que la mochila pesa demasiado,” dice el Dr. Kevin Gill, cirujano ortopedista y co–director del Centro de la Columna Vertebral de UT Southwestern. “Uno con frecuencia puede alivianar la carga asegurándose de que los niños no lleven nada en sus mochilas que no sea necesario.”

Además, el Dr. Gill recomienda que se evite cargar la mochila sobre un solo hombro.

“Utilice una mochila que se pueda abrochar alrededor de la cintura, y cárguela con ambas correas para distribuir el peso,” dice el Dr. Gill. “O quizá debería considerar el uso de una mochila o maletín con ruedas.”

Visite http://www.utsouthwestern.org/pediatrics para conocer más acerca de los servicios clínicos en pediatría que ofrece UT Southwestern.  Para mayor información acerca de los servicios clínicos en ortopedia, incluyendo cirugía, que ofrece UT Southwestern, visite http://www.utsouthwestern.org/orthopaedics

Contacto para los Medios: Russell Rian


Deje de consumir gluten para aliviar la enfermedad celiaca 
Las personas que sufren de diarrea crónica, de estreñimiento o de dolorosa distensión abdominal o estomago hinchado podrían padecer de la enfermedad celiaca, una condición que afecta a millones de Estadounidenses.

La enfermedad celiaca es un trastorno del aparato digestivo que afecta a las personas con sensibilidad al gluten, que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y la avena. Cuando una persona padece de la enfermedad celiaca, su sistema inmunológico responde al consumo de gluten atacando al intestino delgado y eliminando las pequeñas protuberancias en forma de dedo llamadas vellosidades intestinales, las cuales ayudan a absorber los nutrientes a la circulación sanguínea.

Más de 2 millones de personas en los Estados Unidos han sido diagnosticadas con la enfermedad celiaca.   Con frecuencia resulta difícil de diagnosticar ya que sus síntomas son similares a los de otras enfermedades y condiciones del sistema digestivo, como por ejemplo, la enfermedad de Crohn, el síndrome de intestino irritable, la colitis ulcerosa y las infecciones intestinales, dice el Dr. Prabhakar Swaroop, un gastroenterólogo de UT Southwestern Medical Center.

“Una dieta libre de gluten es el único tratamiento para las personas que sufren de la enfermedad celiaca,” dice el Dr. Swaroop. “El apegarse a la dieta es un requisito para toda la vida, ya que el consumir cualquier cantidad de gluten causará más daño.”

Visite http://www.utsouthwestern.org/digestive para conocer más acerca de los servicios clínicos para trastornos del sistema digestivo, incluyendo la enfermedad celiaca, que ofrece UT Southwestern.

Contacto para los Medios: Jeff Carlton

 

Regrese a la competencia con un plan de juego para la buena higiene
La participación en el programa deportivo escolar debería iniciar con un programa para la higiene personal que ayude a prevenir las infecciones por estafilococo y aquellas infecciones más severas causadas por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (conocida como SARM).

Los jugadores de futbol americano y los luchadores deberían ser particularmente precavidos.  Estudios realizados por el Departamento de Salud del Estado de Texas demostraron que el índice de infecciones por estafilococo entre jugadores de futbol americano era 16 veces más alto que el promedio nacional.

Los indicios de infecciones incluyen el enrojecimiento de la piel, hinchazón o pus alrededor de úlceras, raspaduras o cortadas.  Las úlceras también pueden confundirse por picaduras de arañas o de otros insectos. 

“Haga que su atleta se revise en el espejo para identificar cualquier punto rojo o herida inusual, particularmente aquellas que no parecen estar sanando, y no tenga miedo de alertar a los entrenadores acerca de cualquier problema, para que no termine siendo contagiado a otros, dice el Dr. Robert Dimeff, el director de medicina familiar del deporte en UT Southwestern.

Si tiene una herida en la piel, lave la herida inmediatamente con jabón y agua tibia, después seque la herida y asegúrese de que esté adecuadamente vendada.

Para ayudar a evitar y reducir la probabilidad de infección:

  • Mantenga sus manos limpias lavándolas rigurosamente con agua y jabón y con un gel anti - bacteria. 
  • Evite compartir toallas, desodorantes, rastrillos de rasurar y demás artículos que tengan contacto directo con la piel. 
  • Ponga una toalla limpia sobre la banca para levantar pesas o al utilizar cualquier otro equipo compartido.


Visite http://www.utsouthwestern.org/orthopaedics para conocer más acerca de los servicios clínicos en cirugía ortopédica y medicina del deporte que ofrece UT Southwestern.

 

Contacto para los Medios: Russell Rian

Share: