Tips Informativos Noviembre 2011

Resulta una buena idea estar al tanto de una condición diabética
Tanto la enfermedad de la diabetes como las complicaciones de la misma son cada vez más y más comunes entre las más de 13 millones de personas en los Estados Unidos que sufren de enfermedades degenerativas de los ojos. Los expertos calculan que para el año 2020, hasta el 25% de la población estadounidense podría ser afectada por enfermedades y condiciones de los ojos.

Una de las complicaciones más serias que puede resultar de la diabetes es la ceguera. Esa es la razón por la cual el Dr. Yu-Guang He, un oftalmólogo de UT Southwestern Medical Center, dice que el realizar un examen de los ojos con regularidad es particularmente importante en casos de pacientes con diabetes. El está ayudando a crear un dispositivo muy práctico – llamado myVisionTrack – que les permite a los pacientes con enfermedades degenerativas de los ojos dar un mejor seguimiento a los cambios que experimenten en su vista.

“Muchos pacientes no se someten a un examen de la vista a tiempo y por lo tanto, terminan sufriendo una pérdida de la vista que podría haberse prevenido,” dice el Dr. He. “Un monitoreo propio cuidadoso es fundamental ya que el tratamiento para la degeneración macular relacionada con la edad y para la retinopatía diabética es más eficaz cuando se aplica en etapas específicas de la evolución de la enfermedad.”

Los exámenes rutinarios de los ojos aún son necesarios para pacientes con diabetes ya que les permiten a los médicos detectar lesiones relacionadas con la retinopatía diabética antes de que los daños resulten irreversibles. Los doctores también pueden ver la manera en la que la diabetes está dañando al resto del cuerpo por medio de la revisión de la condición de los vasos sanguíneos en los ojos, que es una indicación de la salud de los vasos sanguíneos en otras partes del cuerpo. Muchas de las complicaciones de la diabetes surgen como consecuencia de los daños a los vasos sanguíneos.  

Con myVisionTrack, un dispositivo manual digital que actualmente se encuentra en la etapa de prototipo,  los pacientes serán capaces de realizar una auto evaluación precisa en menos de 90 segundos, comenta el Dr. He. Para utilizar el dispositivo, el paciente se cubre un ojo y después debe indicar cuál de los tres círculos que se presentan en la pantalla de un iPhone o iPad Touch es el que tiene una forma irregular. Con cada clic, las diferencias son más sutiles. El proceso se repite con el otro ojo. En caso de que se detecte un cambio visual significativo, se informa al paciente que debe acudir con su médico. 

Visite http://www.utsouthwestern.org/eyes para conocer más acerca de los servicios clínicos en oftalmología que ofrece UT Southwestern. Visite http://www.utsouthwestern.org/endocrinology para obtener más información acerca de los servicios clínicos en endocrinología, incluyendo para la diabetes, que se ofrecen en UT Southwestern Medical Center.

Noviembre es el Mes Nacional de Concientización sobre la Diabetes.

Contacto para los Medios: Robin Russell

 

La enfermedad  de Alzheimer no tiene por qué poner un fin abrupto a la libertad de conducir
El acto de conducir un automóvil representa responsabilidad, independencia y habilidad el momento cuando los padres les prestan las llaves de sus autos por primera vez a jóvenes conductores. Por otro lado, el quitarle las llaves a una persona que padece de la enfermedad de Alzheimer puede resultar una de las situaciones más emocionalmente cargadas que una familia tiene que afrontar. 

“Pedirle que renuncie a esa independencia puede generar un profundo conflicto entre la persona que padece de la enfermedad de Alzheimer y sus seres queridos,” dice Kristin Martin-Cook, la coordinadora de investigación clínica y facilitadora del grupo de apoyo del Centro para la Enfermedad de Alzheimer, de UT Southwestern Medical Center.

Sin embargo, teniendo cuidado, un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer no tiene por qué parar por completo la libertad de conducir un automóvil.

“Lo más importante es platicar el asunto pronto después de haber recibido el diagnostico, cuando la persona todavía es capaz de participar completamente en la toma de decisiones,” dice la Srta. Martin-Cook.

Otras sugerencias incluyen:

  • Empezar con implementar restricciones moderadas – como por ejemplo, únicamente manejar durante el día, o únicamente a ciertos lugares o únicamente cuando haya otra persona en el vehículo.
  • Encuentre otras alternativas para que la persona pueda moverse de un lado a otro, como por ejemplo, los servicios de transporte para las personas de la tercera edad. Esto puede mantener la sensación de normalidad en las actividades cotidianas.
  • Estar al tanto de cambios físicos que afectan la seguridad al conducir. Estos pueden incluir cambios en la capacidad del paciente para poner atención, en su coordinación óculo – motora, y en la capacidad de reaccionar rápidamente.
  • Solicite la ayuda de su proveedor de servicios para el cuidado de la salud con respecto a las pláticas sobre la responsabilidad y la seguridad. El o ella puede desempeñar el papel del “malo” o “enemigo” quién está retirando las llaves del auto. Esto puede servir para disminuir o desviar el potencial enojo del paciente hacia sus seres queridos.

Visite http://www.utsouthwestern.org/eyes para conocer más acerca de los servicios clínicos en las neurociencias, incluyendo para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de trastornos neurovasculares y/o neuromusculares, que se ofrecen en UT Southwestern Medical Center.

Noviembre es el Mes Nacional de Concientización sobre la Enfermedad de Alzheimer.

Contacto para los Medios: Jeff Carlton

 

Un nuevo enfoque simplifica la cirugía de párpados
Una nueva técnica para cirujanos plásticos que se enfoca en rejuvenecimiento simplificado del parpado inferior ha sido publicada en la revista médica Plastic and Reconstructive Surgery (“Cirugía Plástica y Reconstructiva).

Los ojos se ven viejos cuando los párpados se ven caídos, sobresalientes, arrugados o hundidos, dice el Dr. Rod Rohrich, director de cirugía plástica de UT Southwestern Medical Center. Sin embargo, algunos cirujanos evitan la rejuvenecer los párpados inferiores debido al potencial que conlleva de complicaciones a largo plazo y de un resultado poco natural si el procedimiento no se realiza correctamente, añade el Dr. Rohrich.

“El área de la cara alrededor de los ojos es lo primero en lo que uno se fija al conocer a una persona por primera vez, y una de las primeras características que revelan la edad de una persona,” dice el Dr. Rohrich. “Este nuevo procedimiento está diseñado para simplificar algunos de los aspectos complejos de la cirugía de los párpados inferiores y lograr mejores y más consistentes resultados.”

La técnica más reciente se enfoca en las bolsas de grasa de las mejillas que comienzan a desinflarse y a cambiar de forma. Estos cambios en las bolsas de grasa hacen más obvias las zonas de transición como la confluencia del párpado inferior y la mejilla.

El procedimiento de cinco pasos para el levantamiento de párpados simplifica el proceso e incluye:

  • Aumentar el compartimento adiposo profundo de apoyo en la mejilla por medio de una inyección;
  • Preservar el músculo del párpado inferior con mínima extracción de grasa;
  • Liberar de manera selectiva la estructura del ligamento principal del párpado inferior; 
  • Establecer o fortalecer la esquina del ojo; y
  • La mínima extracción de piel.

Visite http://www.utsouthwestern.org/plasticsurgery para mayor  información acerca de los servicios clínicos en cirugía plástica que ofrece UT Southwestern Medical Center.

Contacto para los Medios: Robin Russell

Share: