Tips Informativos Enero de 2011

¿Demasiado dulce para su bien?  Probablemente

Si su lista de resoluciones de Año Nuevo incluye alimentarse mejor, recuerde esto:  La forma que el azúcar adquiere al llegar a su mesa – como molasa, jugo de caña o sirope de maíz alto en fructosas  – es indiferente. Azúcar es azúcar.

Se dice que el exceso de azúcar es culpable de problemas de salud incluyendo diabetes y obesidad. 

Los lineamientos establecidos recientemente por la Asociación Americana del Corazón proveen las siguientes recomendaciones: no más de 25 gramos de azúcar agregada al día para mujeres; 37.5 gramos para hombres  – menos de lo que contiene una lata de gaseosa de 12 onzas.   

La frase clave “azúcares agregados.”

Debido a que las etiquetas con información nutricional no distinguen entre azúcares naturales – como la fructosa que se encuentra en la fruta  – y las agregadas utilizadas en procesamiento de alimentos, los consumidores tienen que escudriñar el listado de ingredientes para ver el contenido de azúcar.   

“Si el azúcar está enumerado como uno de los tres primeros ingredientes, usted sabrá que la mayor parte del azúcar en ese alimento viene de azúcar agregado,” dice Lona Sandon, licenciada en nutrición de UT Southwestern Medical Center y vocera de la Asociación Americana de Dieta.

Algunos eufemismos paras el azúcar incluyen:  azúcar morena, endulzante de maíz, miel de maíz, dextrosa, fructosa, concentrado de jugo de frutas, glucosa, sirope de maíz alto en fructosa, miel, azúcar invertido, lactosa, maltosa, molasas, azúcar crudo, sucrosa, sirope y azúcar de mesa. 

Visite http://www.utsouthwestern.org/nutrition para conocer más sobre los servicios clínicos en nutrición que brinda UT Southwestern. 

Media Contact: Kristen Holland Shear

 

Las duchas breves y templadas ayudan a hidratar la piel reseca del invierno

A medida que nos hacemos mayores, nuestra piel se vuelve más seca, y requiere del uso regular de humectantes para prevenir irritación y deshidratación. Pero la piel también se reseca y se irrita más en el invierno ya que el aire frío roba más humedad a la piel. 

“Tome duchas tibias, no calientes, y trate de no permanecer debajo del agua durante más de cinco minutos,” dice el Dr. Clay Cockerell, dermatólogo de UT Southwestern Medical Center. “Luego aplique aceite de bebé o crema humectante a la piel inmediatamente después del baño.”

Mantener la piel bien humectada también puede ayudar a prevenir brotes de condiciones como dermatitis atópica (eczema) y psoriasis, las cuales molestan más en el invierno. 

Visite www.utsouthwestern.org/dermatology para conocer más sobre los servicios clínicos en dermatología que ofrece UT Southwestern.

Media Contact: Russell Rian

 

Las emociones comunes pueden afectar más a quienes cuidan de pacientes con demencia

Cuidar a una persona con demencia puede ser más estresante que tratar con otros tipos de enfermedades crónicas.  Al preguntarles a quienes cuidan a dichas personas sobre su estado, algunas de las respuestas comunes son dolor, depresión, resentimiento y culpa.

 “A menudo escuchamos que expresan resentimiento y disgusto por haber perdido sus ‘años dorados’,” dice el Dr. Myron Weiner, un psiquiatra y neurólogo de UT Southwestern Medical Center.  “Aunque estas emociones son normales, pueden afectar con mayor magnitud a personas que cuidan de estos pacientes.” 

Las personas que cuidan de estos pacientes deben vivir su vida día a día, en lugar de tratar de anticipar qué puede pasar en el siguiente año, dice.

Por último, pueden beneficiarse de un sistema de apoyo para permitirse un descanso físico y emocional, dice el Dr. Weiner. 

Visite http://www.utsouthwestern.org/mentalhealth para conocer más sobre los servicios clínicos para salud mental que se ofrecen en UT Southwestern, incluyendo psiquiatría. Visite http://www.utsouthwestern.org/neurosciences para conocer más sobre los servicios clínicos que ofrece UT Southwestern en neurociencias, incluyendo el tratamiento para la enfermedad de Alzheimer. 

Media Contact: Aline McKenzie

 

###

Share: