Tips Informativos Septiembre 2010

Mochilas pesadas pueden causar dolor de espalda
Una mochila llena de libros y de útiles escolares puede ser indicativa de un buen estudiante, pero los doctores en el Centro Médico de UT Southwestern dicen que también puede causar tensión en la espalda y hasta daño neurológico.

Una condición denominada Parálisis de “Mochila” es causada por la tensión sobre los hombros y los brazos.  Los síntomas incluyen dolor y hormigueo en las manos y los brazos. El problema puede resultar permanente si los niños continúan cargando con mochilas que son demasiado pesadas.

“Si el niño se está sobre-esforzando o encorvando, es una señal de que la mochila está demasiado pesada.” dice el cirujano ortopedista Dr. Kevin Gill, co-director del Centro para la Columna en el Centro Médico. “Muchas veces se puede hacer la carga más ligera asegurándose de que los niños no carguen nada en sus mochilas que no sea absolutamente necesario.” 

Además, el Dr. Gill recomienda que se evite cargar con la mochila sobre un solo hombro. 

“Utilice una mochila con una banda para la cintura y se debe cargar con las dos asas para distribuir el peso a través de ambos hombros,” dice el Dr. Gill. “O también puede considerar el uso de una mochila con ruedas o de un carrito para equipaje.”

Visite http://www.utsouthwestern.org/pediatrics para obtener más información acerca de los servicios clínicos en pediatría que se ofrecen en UT Southwestern.  Para obtener más información acerca de los servicios clínicos de UT Southwestern en ortopedía, incluyendo cirujía, visite http://www.utsouthwestern.org/orthopaedics

Contacto para los medios: Russell Rian

 

Llenando la lonchera con comida para el pensamiento
Mientras que el índice de obesidad en la infancia continúa aumentando, lo que uno pone en la lonchera de sus hijos es más importante que nunca, dicen los expertos en nutrición en el Centro Médico de UT Southwestern.

Lona Sandon, una dietista registrada en UT Southwestern, dice que se debe proporcionar la proteína a través de embutidos y quesos bajos en grasa, mantequilla de cacahuate en pan integral. Otros buenos artículos para la lonchera incluyen frutas y verduras, tazas de fruta, yogurt en un tubo, porciones individuales de queso cottage y pudines hechos con leche descremada.

“Un almuerzo saludable no solo le proporciona energía al cuerpo, pero también al cerebro.” dice la Srta. Sandon. “Los niños que comen almuerzos saludables con regularidad muchas veces tienen mejor desempeño en la escuela.”

Si sus niños insisten en comer papitas y dulces, opte por las papas horneadas y ofrezcales barritas chicas de dulce en vez de las de tamaño regular.

Visite http://www.utsouthwestern.org/nutrition para obtener más información acerca de los servicios clínicos en nutrición que se ofrecen en UT Southwestern.

Contacto para los medios: Kristen Holland Shear

 

Los atletas se someten a un exámen físico exhaustivo antes de probar su físico
A los atletas en las escuelas que regresan a las canchas de juego con frecuencia se les requiere que se sometan a una evaluación física rutinaria. Pero evaluaciones físicas más exhaustivas podrían ser más apropiadas, particularmente para atletas avanzados o aquellos que hayan sufrido lesiones en temporadas pasadas.

El Dr. Robert Dimeff, director de atención primaria de medicina del deporte en el Centro Médico de UT Southwestern, dice que un anamnesis y un examen físico exhaustivos pueden detectar problemas en etapa temprana, pueden ayudar a evitar que se empeoren previas lesiones y a establecer informácion basal crítica en caso de conmociones cerebrales y otras lesiones.

Consideren las siguientes pruebas basales y de cribado:

• Una examinación musculoesquelética de cribado para evaluar lesiones que quizá no se hayan resuelto por completo de temporadas anteriores o que ocurrieron durante el verano, como un esguinze de tobillo o un hombro inestable.

• Programas para la evaluación basal neuropsicológica por computadora, tal como ImPACT, HeadMinder o CogSport, para atletas que participan en deportes de contacto como el futbol americano, el futbol soccer o el hockey, o para aquellos que hayan sufrido una previa conmoción cerebral, puede ser muy útil en el la evaluación y el tratamiento de conmociones cerebrales.

• Pruebas visuales de cribado para identificar la necesidad de lentes correctivos o de protección.

Es importante revisar el peso, la nutrición, los suplementos, y el programa de entrenamiento fuera de temporada en conjunto con tu médico, y mencionar cualquier nueva enfermedad, medicamento, o cirujía desde el año anterior para determinar si existen necesidades especiales. Asegúrese de que todas las vacunas estén al día, incluyendo la vacuna contra el tetano.

Además del equipo estándar, considere los nuevos protectores de boca bi-laminados para proteger los dientes en deportes de contacto y de proyectiles.

“Asegúrese de prestar particular atención a cualquier indicación nueva de enfermedad cardiopulmonar y comuníquelas a su doctor,” dice el Dr. Dimeff.

Dolor o la sensación de presión en el pecho, dísnea, palpitaciones, desmayos o casi desmayos, dificultad al respirar, tos durante o después de realizar ejercicio puede ser indicativo de enfermedad cardíaca o pulmonar que puede requerir de más evaluación y tratamiento, dijo el Doctor. También digale a su médico de cualquier historial familiar, como parientes con enfermedad cardíaca en edad temprana, síndrome de Marfan o muerte súbita, especialmente en parientes menores de 50 años de edad.

Visite http://www.utsouthwestern.org/orthopaedics para obtener más información acerca de los servicios clínicos en cirujía ortopédica y medicina del deporte que se ofrecen en UT Southwestern.

Contacto para los medios: Russell Rian

 

Utilice estrategias comprobadas para combatir el miedo a las inyecciones
El miedo a las inyecciones no tiene por que prevenir a nadie de recibir las vacunas necesarias. 

“Es muy comun el tenerle miedo a las inyecciones,” dice la Dra. Deborah Wiebe, un psicólogo de la salud en el Centro Médico de UT Southwestern. “Para la mayoría de la gente, estos miedos se pueden manejar a través de una variedad de estrategias simples para el control del dolor.”

Consejos para reducir la ansiedad por las inyecciones:

• Algunas personas prefieren saber lo que les espera.  Pregúntele a un profesional del cuidado de la salud que le explique cada uno de los pasos que involucra. Una respuesta suave pero verdadera como por ejemplo, “Recibirá una inyección en el hombro. Le arderá ligeramente unos segundos, y después ya no sentirá nada,” puede resultar de mucha ayuda. 

• Utilice su imaginación. Imagíne que se está relajando en la playa, que puede sentir el sol y escuchar las olas.

• Respire. Respire lenta y profundamente mientras se concentra en relajar los músculos.

“Diferentes estrategias funcionan para diferentes personas, y entonces si una no le funciona, pruebe con otra,” recomienda el Dr. Wiebe.

Visite http://www.utsouthwestern.org/neurosciences para obtener más información acerca de los servicios clínicos en neurociencias, incluyendo psiquiatría, que se ofrecen en UT Southwestern.

            Contacto para los medios: LaKisha Ladson

Share: