Tips Informativos Noviembre 2010

Uno debe desacelerarse para poder comunicarse de manera eficaz con personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer
El simplificar sus preguntas y estar consciente de las señales no verbales presentes en cada interacción, harán mucho más fácil el hablar con personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer, o de otros trastornos de memoria a corto plazo.  

“Ponga atención no solo a lo que se tiene que decir, pero también a la forma en que se debe decir,” dice Kristin Martin-Cook, la coordinadora de ensayos clínicos del Centro de la Enfermedad de Alzheimer en el Centro Médico de UT Southwestern.

La señorita Martin-Cook ofrece los siguientes consejos:

• Cuando está solicitando que la otra persona tome una decisión, ofrézcale opciones entre las cuales pueda elegir, en vez de hacer preguntas abiertas;

• Utilice oraciones cortas y simples, y use gestos y expresiones como resulte apropiado;

• Proporcione instrucciones un paso a la vez;

• Hable lenta- y claramente, sin ruido alrededor;

• Mantenga contacto con los ojos lo más posible y puede tocar a la persona para ayudarle a mantener su atención;

• Esté consciente de las señales verbales que usted puede estar emitiendo, como su tono de voz, su lenguaje corporal, emociones, etc.; aún alguien con un trastorno de cognición es sensible a este tipo de señales; y

• No critique la manera de hablar de la persona y no señale los lapsos que pueda tener.  Solicite la información de la persona utilizando palabras faltantes con toda naturalidad.

Favor de visitar http://www.utsouthwestern.org/neurosciences para obtener mayor información acerca de los servicios clínicos en las neurociencias, incluyendo el tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer, que ofrece UT Southwestern.

Noviembre es el Mes de la Consciencia acerca de la enfermedad de Alzheimer.

Contacto para los medios: Aline McKenzie

La leche maternal puede ayudar a proteger al infante contra al H1N1
Con la cepa H1N1 de influenza presentando un riesgo particularmente alto para niños pequeños, los padres y demás cuidadores se están preguntando que pueden ellos hacer para proteger a los niños recién nacidos, quienes todavía no pueden ser vacunados.

El Dr. Jeffrey Kahn, director de Departamento de Enfermedades Infecciosas Pediátricas en el Centro Médico de UT Southwestern, dice que aunque sabemos poco acerca de cómo prevenir la infección de influenza H1N1 en infantes, tomar las precauciones rutinarias como el lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar a un bebé siempre es una buena idea.

El amamantamiento también otorga muchos beneficios, indicó el Dr. Kahn.

“Ha sido bien documentado que los bebés que no son amamantados se enferman de infecciones como la influenza con mayor frecuencia y las enfermedades tienden a ser más severas que aquellos bebés que sí fueron amamantados,” dice el Dr. Kahn. “Esto es porque la leche materna está diseñada a la medida para combatir enfermedades a las que tanto la madre como su hijo están expuestos.”

El Dr. Kahn comenta que aunque una madre en buen estado de salud no debe dejar de amamantar a su infante en caso de que este se encuentre enfermo, pero una madre que se enferma de influenza debería considerar expresar su leche y darla en biberón para que algo de su inmunidad continúe pasando al infante. Vacunas contra la influenza únicamente se ofrecen a niños mayores de 6 meses de edad.

“De esta manera, el bebé continua disfrutando todas las ventajas de la leche maternal sin ser expuesto a los microbios adicionales que la madre puede estar portando,” dice el Doctor.

Favor de visitar http://www.utsouthwestern.org/infectiousdiseases para obtener más información acerca de los servicios clínicos para enfermedades infecciosas que ofrece UT Southwestern. Para leer más acerca de los servicios clínicos en pediatría de UT Southwestern, favor de visitar http://www.utsouthwestern.org/pediatrics.

Contacto para los medios: Kristen Holland Shear

Evaluación,  y tratamiento si fuese necesario, podría mantener alejada la amenaza de la diabetes
Si usted carga con algunas libras de más, si padece de hipertensión o del síndrome del ovario poli – quístico, considere lo siguiente: Usted también es candidato para desarrollar diabetes tipo 2.  

En base a los datos del Instituto Nacional de la Salud (NIH; por sus siglas en inglés) se calcula que alrededor de 23.6 millones de Estadounidenses padecen de diabetes, una condición crónica caracterizada por niveles altos de la glucosa en sangre. La diabetes mal controlada puede resultar en la pérdida de la vista, daños a los riñones, enfermedad cardiovascular, eventos cerebro – vasculares, y amputaciones.El diagnostico y la intervención oportunos son esenciales para frenar la evolución de la enfermedad.

La Dra. Alice Chang, una endocrinóloga en el Centro Médico de UT Southwestern, dice que los profesionales del cuidado de la salud pueden ayudar a los pacientes a controlar su diabetes de manera eficaz y de esta manera reducir o eliminar las complicaciones potenciales.

“La diabetes no solo es tratable, si no que la diabetes tipo 2 es prevenible por medio del ejercicio, la dieta y otros cambios en el estilo de vida,” dijo ella.

Otros factores de riesgo incluyen el tener antecedentes familiares de la enfermedad, llevar a cabo un estilo de vida sedentario o antecedentes de diabetes gestacional; y ser de ascendencia Latino/Hispánica, Afro-Americana, Indígena de Estados Unidos y de las Islas del Pacífico.

Para las personas que tienen estos factores de riesgo es importante que le soliciten a su médico que realice una prueba de sangre que presentan con estos factores de riesgo, es particularmente importante que soliciten a su médico que realice unos estudios hematológicos para descartar la diabetes y la pre – diabetes,” comentó el Dr. Chang.

Favor de visitar http://www.utsouthwestern.org/endocrinology para obtener mayor información acerca de los servicios clínicos en endocrinología que ofrece UT Southwestern.

Noviembre es el Mes Nacional de Concienciación de Diabetes.

Contacto para los medios: Kristen Holland Shear

Personas de ascendencia Afro-Americana desarrollan hipertensión a una edad más joven
El saber los valores de su presión arterial y tener conocimiento de los antecedentes médicos de su familia son esenciales para la lucha contra la hipertensión de edad temprana, particularmente si usted es de ascendencia Afro-Americana, comentan los doctores en el Centro Médico de UT Southwestern.

“Personas de ascendencia Afro-Americana tienen mayor riesgo de desarrollar hipertensión a una edad más joven, pero la hipertensión es una amenaza para personas de todas las culturas. Aunque no existe una razón en particular por la cual una persona desarrolle hipertensión, si existe la manera de combatirla,” dice la Dra. Shawna Nesbitt, una especialista en hipertensión en UT Southwestern.  “Evaluaciones médicas rutinarias y el saber los números de su presión son dos factores sumamente importantes.”

Otros problemas de salud como la enfermedad cardiovascular, la enfermedad renal, la diabetes y la hipercolesterolemia podrían resaltar la necesidad de iniciar tratamiento para la hipertensión en un punto más temprano, dice ella.

Lo antes que uno comience a tratar los problemas relacionados con la hipertensión, lo más saludable que usted estará, dice la Dra. Nesbitt. Personas con factores de riesgo para el desarrollo de la hipertensión deberían tratar de mantener un peso dentro del rango normal (y perder peso en caso de que fuese necesario); seguir un régimen alimentario bajo en sodio y rico en fibra; y hacer ejercicio con regularidad – alrededor de 30 minutos por lo menos cuatro días cada semana.

Favor de visitar www.utsouthwestern.org/heartlungvascular para obtener más información acerca de los servicios clínicos para condiciones cardíacas, pulmonares y vasculares, incluyendo la hipertensión, que ofrece UT Southwestern.

            Contacto para los medios: LaKisha Ladson

###

Este boletín informativo esta disponible en nuestra página principal en Internet en la siguiente dirección: www.utsouthwestern.edu/home/news/index

Para recibir boletines informativos de UT Southwestern automáticamente por correo electronic, favor de registrarse en, www.utsouthwestern.edu/receivenews

Share: