Tips Informativos Enero 2010

Exámenes: claves en el estilo de vida para la salud cervical

Los índices de cáncer cervical han caído drásticamente en los EU durante los últimos cincuenta años gracias a los exámenes de Papanicolau, pero existen otros pasos que las mujeres pueden seguir para ayudar a protegerse.

La Dra. Debra Richardson, una oncóloga ginecológica de UT Southwestern Medical Center, dice que entre las cosas que se pueden hacer están las siguientes:

  • someterse a exámenes pélvicos anuales que incluyan exámenes de Papanicolau. El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos recientemente cambió sus lineamientos concernientes a los exámenes de Papanicolau, aconsejando ahora que las se inicien a la edad de 21 y continúen cada año en mujeres entre los 21 y 29 años de edad.  Algunas mujeres, como las que tienen VIH, deberían examinarse más a menudo. La frecuencia de las pruebas en edades de 30 para arriba depende de la salud de la mujer y de los resultados que se hayan obtenido en exámenes previos de cáncer cervical.
  • vacunarse contra el virus de papiloma humano (VPH). Casi todos los tipos de cáncer cervical son causados por VPH transmitido sexualmente, pero existen vacunas contra dos tipos de VPH que son los responsables de alrededor del 70 por ciento del cáncer.  Aunque permanece incierto qué tan efectivos son los condones para prevenir la infección de VPH, las investigaciones han demostrado que tener múltiples parejas sexuales o comenzar la actividad sexual joven incrementa el riesgo de la mujer de contraer la infección, dice el Dr. Richardson.
  • dejar el hábito de fumar. Se ha demostrado que el fumar incrementa el riesgo de infección VPH.  

Visite www.utsouthwestern.org/obgyn para conocer más sobre los servicios clínicos en ginecología y obstetricia que brinda UT Southwestern.

Enero es el Mes de Concientización de la Salud Cervical.

Media Contact: Aline McKenzie

Los paneles de nutrición por sí solos son únicamente una parte de la historia para perder peso

A medida que dan inicio las resoluciones de Nuevo Año con las mejores intenciones, muchas personas que intentan perder peso estudian las etiquetas de los alimentos para medir la grasa y contar las calorías en sus bocadillos favoritos.

Un experto en nutrición de  UT Southwestern dice que la lista de ingredientes es igual de importante.

La Dra. Elizabeth Parks, profesora asociada de nutrición clínica, dice que el azúcar de fructosa se convierte más rápidamente en grasa y puede inclusive ocasionar que los alimentos ingeridos más tarde se transformen en grasa en lugar de ser quemados.

Aunque la fructosa, un azúcar simple, se encuentra en niveles altos en la fruta, la misma es agregada también a muchos alimentos procesados como el endulzante llamado sirope de maíz alta en fructosa, o HFCS (por sus siglas en inglés “high-fructose corn syrup”).

La Dra. Parks dice que las personas que hacen dieta no deben eliminar la fruta de sus dietas, pero que limitar los alimentos procesados que están cargados de fructosa puede ayudar.

“Estamos comiendo grasa de más; estamos comiendo proteína de más; y estamos comiendo todas las azúcares de más; nos dice. “Muchas personas desean sentenciar a la fructosa como la causa de la epidemia de obesidad.  Pienso que contribuye, pero no es el único problema. Los americanos estamos comiendo demasiadas calorías para nuestro nivel de actividad.”

Visite www.utsouthwestern.org/nutrition para conocer más sobre los servicios clínicos en nutrición que ofrece UT Southwestern.

Media Contact: Katherine Morales

Algunas veces un estornudo es solamente un estornudo

Investigaciones recientes han demostrado que el comportamiento diario, tal como el que una persona estornude, puede ocasionar que otras personas sobre reaccionen por puro temor, inclusive por amenazas a la salud que no están relacionadas con gérmenes.

“Los síntomas físicos son indicadores prominentes que nos dicen si nuestra salud es buena o está en peligro de alguna manera,” dice la Dra. Deborah Wiebe, una psicóloga de salud de UT Southwestern Medical Center. “Estas indicaciones o indicios son muy importantes para mantenernos saludables, pero también son fácilmente malinterpretados e influenciados por el contexto social.”

Los investigadores han descubierto que apenas un estornudo puede producir miedo de amenazas de salud no relacionadas con gérmenes, tales como un ataque cardiaco antes de la edad de 50 o morir a causa de crimen o accidente.

La Dra. Wiebe dice que los síntomas de otras personas nos hacen más concientes de nuestra vulnerabilidad y activan tanto temores conscientes como inconscientes y el sentido de peligro. 

“Cuando alguien sobre reacciona ante el comportamiento de otra persona, inherentemente lo que hace es simplemente proteger su bienestar físico,” dice.

¿Así que cual es la manera de no sobre reaccionar?

“Conocer los pasos para minimizar el peligro de contraer una enfermedad – como lavarse las manos o tomar vitaminas – a menudo conduce a las personas a comportarse más racionalmente y menos emocionalmente,” dice la Dra. Wiebe.

Visite http://www.utswmedicine.org/conditions-specialties/mental-health/ para conocer más sobre los servicios clínicos para la salud mental, incluyendo psiquiatría, que ofrece UT Southwestern.

Media Contact: LaKisha Ladson

Proteja la piel de la furia de invierno de nuestra Madre Naturaleza

Con los clamorosos vientos de invierno, los dermatólogos de UT Southwestern Medical Center recomiendan que considere tomar algunas medidas preventivas contra la resequedad de las manos y labios.

“Las manos se empeoran en invierno por dos razones principales,” dice el Dr. Kent Aftergut. “El aire es más seco y la humedad está baja, por lo que la piel se reseca. El invierno también coincide con la temporada de la gripe, por lo que muchas personas lavan sus manos más frecuentemente. Los desinfectantes de manos y los jabones resecan bastante, especialmente con el uso repetido.” 

La noción de que beber más agua puede evitar que sus manos se resequen es falsa, dice el Dr. Aftergut. La cantidad de agua que usted beba no tiene ningún efecto en la humectación de sus manos.  En lugar de ello, nos recomienda usar un jabón sin detergente que será menos dañino para las manos y aplicar frecuentemente humectantes.

Si comienza a notar enrojecimiento, ampollas, inflamación o piel quebradiza, es posible que esté desarrollándosele un eczema disidrótico o eczema de manos, observa el Dr. Aftergut.

“Una vez suceda esto, es necesario que visite a un dermatólogo,” nos dice. “A menudo una simple crema de esteroides de mediana potencia puede solucionar esto.”

Y no olvide sus labios. Utilice bálsamo antes de salir al aire libre, particularmente si va estar afuera por periodos extensos de tiempo.

Visite www.utsouthwestern.org/dermatology para conocer más sobre los servicios clínicos en dermatología que brinda UT Southwestern.

Media Contact: Russell Rian

###

Esta publicación informativa está disponible en nuestra página en World Wide Web en
http://www.utsouthwestern.edu/newsroom/index.html

Share: