Tips Informativos Agosto 2010

El  inicio de clases puede implicar una inyección para los niños
Con el primer día de clases casi a la vuelta de la esquina, es justo el momento para que los padres aseguren que las vacunas de sus hijos están actualizadas, dicen los pediatras en el Centro Médico de UT Southwestern.

“El mantener a los niños y a los adolescentes actualizados con respecto a sus vacunas los mantiene saludables al prevenir enfermedades graves, no solo en ellos, pero también en aquellos a su alrededor quienes podrían no estar protegidos,” dice el Dr. Jeffrey Kahn, un experto en enfermedades infecciosas pediátricas.

Sin vacunas, la incidencia de enfermedades prevenibles de la infancia, como la polio, el sarampión y las paperas, podría aumentar, dice el Dr. Kahn. Los niños no vacunados serían vulnerables a estas y otras enfermedades, las cuales. En casos severos, pueden ser letales.

Aunque usted crea que su hijo está completamente vacunado, asegúrese de consultar con su pediatra para obtener las listas más recientes. En Texas, por ejemplo, el Departamento del Servicios Sanitarios del Estado cambió los requisitos para varias vacunas en el año 2009, incluyendo las vacunas contra la varicela y la meningitis.

Visite http://www.utsouthwestern.org/pediatrics para obtener más información acerca de los servicios clínicos en pediatría de UT Southwestern.

Agosto es el Mes Nacional de la Vacunación.

 

 Contacto para los medios de comunicación: Kristen Holland Shear

 

¿Se ha prohibido el sándwich clásico de Manteca de cacahuate y mermelada en la comida?  Considere otra mantequilla.
No hay nada que sea más significativo de la comida de los niños que los sándwiches de mantequilla de cacahuate y mermelada.

Pero con más y más escuelas prohibiendo este artículo debido a la preocupación acerca de alergias al cacahuate, la preparación de la comida para llevar se ha vuelto más complicada.

Expertos en nutrición en el Centro Médico de UT Southwestern dicen que los padres no necesariamente tienen que recurrir a las carnes frías.

“Pastas hechas de otras nueces o semillas representan una opción saludable a la mantequilla de cacahuate”, dice Joyce Barnett, un especialista en dietética de UT Southwestern.  

Ella recomienda que los padres prueben las siguientes pastas: 

• Mantequilla de Almendra – Esta mantequilla de nuez es rica en proteína y es una gran fuente de potasio.  Las investigaciones han demostrado que las almendras, las cuales son nueces que provienen de los árboles, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como el nivel total de colesterol.
• Mantequilla de nuez de soya – Hecha de semillas de soya, la mantequilla de nuez de soya por lo general tiene el mismo contenido de fibra que la mantequilla de cacahuate.  No contiene cacahuate ni nueces de árboles, pero niños con alergias a la soya deberían evitarla.
• Mantequilla de semilla de girasol – Otra pasta creada para niños con alergias al cacahuate, la mantequilla de semilla de girasol no contiene cacahuates ni nueces de árbol. Una porción de dos cucharadas contiene más de un tercio de los requerimientos diarios de magnesio y de vitamina E para los niños.

Visite http://www.utsouthwestern.org/nutrition para obtener más información acerca de los servicios clínicos en nutrición de UT Southwestern.

Contacto para los medios de comunicación: Kristen Holland Shear

 

No ignore las señales de precaución de sobre-uso
Tenga en cuenta que lesiones a causa de sobre-uso pueden ocurrir a lo largo del tiempo de manera que uno avanza en su régimen de entrenamiento o ejercicio.  Estas lesiones pueden ser causadas por mala forma; por esforzarse demasiado después de una lesión tratando de regresar a los niveles previos a la lesión; desbalances entre fuerza y flexibilidad; así como por antiguas lesiones, mal alineamiento corporal, uso del equipo de ejercicio inadecuado, incluyendo el calzado, y terreno difícil.

“Con tantos riesgos potenciales, es difícil saber cuando debemos esforzarnos para subir al siguiente nivel”, dice el Dr. Robert Dimeff, director médico de medicina del deporte en el Centro Médico de UT Southwestern.

Entre los signos más comunes de sobre-uso se encuentran dolor y rigidez, frecuentemente en los hombros, las piernas o los codos; favorecer un brazo o una pierna sobre el otro; o una baja en el rendimiento. Al principio, los síntomas ocurren únicamente durante el desarrollo de la actividad. Pero de manera que la condición progresa, el dolor empeorará después del ejercicio y finalmente interferirá con tu capacidad para hacer ejercicio.

Una regla general bien aceptada para el aumento de intensidad en los regímenes de ejercicio es la regla del 10 por ciento: No aumentes tu entrenamiento o tus actividades por más de un 10 por ciento cada semana. Corredores y caminadores, por ejemplo, no deberían aumentar su distancia ni su velocidad por más de un 10 por ciento. Si estás levantando pesas, no aumentes el peso adicional por más de un 10 por ciento.

“Es importante que le demos a nuestro cuerpo el tiempo necesario para ajustarse,” dice el Dr. Dimeff.

Un especialista en la medicina del deporte puede ayudarte a identificar y a solucionar ciertos riesgos específicos, como por ejemplo, pies planos, problemas intestinales y lesiones antiguas, antes de comenzar tu rutina, así como a identificar y lidiar con nuevos problemas en caso de que aparezcan.

Visite http://www.utsouthwestern.org/orthopaedics para obtener más información acerca de los servicios clínicos en cirugía ortopédica y medicina del deporte disponibles en UT Southwestern. 

 Contacto para los medios de comunicación: Russell Rian

 

Elimina el hábito de consumir tanta sal
El día en que la sal represente una mala palabra quizá haya llegado.

De manera que los estadounidenses consumen más y más de estos granitos blancos, las agencias federales han comenzado a solicitar a los fabricantes de comida que reduzcan la cantidad de sodio que agregan a toda la comida, desde cereales para el desayuno hasta sopas.

El proceso aún se encuentra en etapas de planificación, pero la idea es que los fabricantes reduzcan las cantidades de sodio gradualmente de tal forma que los consumidores no notarán la diferencia. Los límites finales aún no se han determinado.

La Dra. Jo Ann Carson, profesora de nutrición clínica en el Centro Médico de UT Southwestern, dice que el reducir la cantidad de sal añadida al alimento procesado y a la comida en restaurantes es una buena idea. “Hará más fácil que los estadounidenses reduzcan su consumo alimenticio de sal.”

El estadounidense promedio consume alrededor de 1.5 cucharadas de sal cada día, más del doble de la cantidad recomendada.

“Reducir la cantidad de sal que consumimos es importante para el control de la presión arterial”, dice la Dra. Carson. “De manera que la población de nuestro país envejece y se vuelve más diversa étnicamente, se vuelve aún más importante el mantener nuestro consumo de sal bajo control.”

Visite http://www.utsouthwestern.org/nutrition para obtener más información acerca de los servicios clínicos en nutrición de UT Southwestern.

Contacto para los medios de comunicación: Kristen Holland Shear

Share: