Los dermatólogos lanzan estudio de tratamientos para el vitiligo para personas que padecen pérdida de pigmentación en la piel

DALLAS — 14 de marzo de 2008 — Los dermatólogos de UT Southwestern Medical Center están haciendo pruebas sobre si la cirugía y tratamientos de terapia de luz pueden ayudar a los pacientes con vitiligo, un mal que produce la pérdida de color en parches de la piel.   

Los investigadores están investigando si la terapia de luz por sí sola puede funcionar mejor o si es más efectiva una combinación de cirugía y terapia de luz para tratar la condición.    

“El vitiligo, que afecta a más o menos 1 a 2 por ciento de la población, conlleva un estigma social debido a que las personas pueden verlo,” dice el Dr. Amit Pandya, profesor de dermatología y director de estudios clínicos para el departamento de dermatología.  “Aquéllos afectados por la condición sienten mucha aflicción psicológica.  Si pudiéramos encontrar una combinación que funcione, sería de gran impacto para estos pacientes.”

Los investigadores de UT Southwestern están buscando pacientes potenciales con piel morena u obscura, de 18 años de edad o mayores, cuyo vitiligo no haya cambiado mucho durante los últimos seis meses.  El estudio proveerá tratamiento quirúrgico y tratamientos de terapia con luz sin ningún costo para el paciente.  Los participantes en el estudio deberán comprometerse a seguir los tratamientos durante tres meses.  La cirugía tarda alrededor de 30 minutos e involucra únicamente anestesia local.

La enfermedad, la cual afecta a 4 millones de americanos, a menudo ataca a hombres y mujeres en sus 20 y 30 años.  Las células de pigmento de la piel, llamadas melanocitos, son destruidas, y la melanina, sustancia que da color al cabello y la piel, deja de ser producida, produciendo la apariencia de parches.  El vitiligo es más notoria en personas de color, particularmente en áreas tales como las manos y el rostro, la cuales están expuestas. 

Los científicos no están seguros de qué es lo que produce la enfermedad, aunque sospechan que puede ser una combinación de genética y factores ambientales.  No saben porqué está limitada a ciertas áreas de la piel y no existe una cura conocida.

Los tratamientos actuales incluyen desde medicamentos hasta cirugías menores y terapias de luz.  La meta del estudio de UT Southwestern es determinar qué tratamientos o combinación de tratamientos son más efectivos.

El tratamiento quirúrgico involucra un procedimiento ambulatorio en el cual células pigmentadas de otra parte del cuerpo del paciente se usan para reemplazar los parches de piel sin color.  Estas células pigmentadas luego crecen y producen piel saludable.  La terapia de luz involucra exponer la piel afectada a rayos UV especializados, pero las terapias como ésta a veces obscurecen la piel normal así como los parches aclarados.

Las personas interesadas en participar en el estudio pueden comunicarse con Memoree Lee en UT Southwestern, llamando al 214-645-8971.

Visite http://www.utsouthwestern.org/dermatology para conocer más sobre los servicios clínicos en dermatología que UT Southwestern ofrece.

###

Media Contact: Russell Rian
214-648-3404
Russell.rian@utsouthwestern.edu

Esta publicación informativa está disponible en nuestra página en World Wide Web en
http://www8.utsouthwestern.edu/home/news/index.html

Share: