Fármacos antiretrovirales existentes pueden impedir la transmisiyn vaginal del VIH, informan investigadores
de UT Southwestern

El Dr. J. Víctor García-Martínez, profesor de medicina interna de UT Southwestern.
El Dr. J. Víctor García-Martínez, profesor de medicina interna de UT Southwestern.

DALLAS — 24 de Enero de 2008 Investigadores de UT Southwestern Medical Center han descubierto que los fármacos bajo prescripción ahora utilizados para tratar la infección del virus de inmunodeficiencia humana en adultos pueden prevenir la transmisión vaginal del VIH. 

Mediante la utilización de un modelo quimérico ratón/humano altamente sofisticada o modelo de “ratón humanizado”, los investigadores de UT Southwestern descubrieron que los fármacos antiretrovirales administrados diariamente antes y después de exposición a VIH pueden prevenir la transmisión vaginal del virus que produce el SIDA.  La vasta mayoría de infecciones de VIH recientemente adquiridas alrededor del mundo ocurren mediante sexo vaginal sin protección con una pareja infectada.

El estudio, el cual aparece en línea en el sitio PLoS Medicine, utilizó modelos quiméricos de ratón/humano en los que han logrado desarrollar a totalidad los sistemas inmunológicos humanos y las células que combaten la infección  atacadas específicamente por el VIH en humanos.

Mientras que casi el 90 por ciento de los ratones humanizados inoculados vaginalmente con VIH  se infectaron con el virus, ninguno de los ratones humanizados que recibieron los fármacos antiretrovirales emtricitabina (FTC) y fumarato de tenofovir disproxil (TDF) mostraron evidencia de infección. 

“Nuestra motivación es buscar intervenciones que puedan ser implementadas rápidamente y que tengan el potencial de hacer una gran diferencia,” dice el Dr. J. Víctor García-Martínez, profesor de medicina interna de UT Southwestern y autor principal del estudio.  “No queremos algo para dentro de 10 años.  Queremos medidas de prevención para el control femenino que podamos usar ahora.  Nuestras observaciones apoyan el potencial de las drogas antivirales para funcionar como una profilaxis efectiva previa a la exposición para evitar la diseminación del SIDA.”

El VIH se transmite predominantemente mediante contacto sexual sin protección con una pareja infectada.  Las mujeres son más susceptibles que los hombres a la infección del VIH, y las exposiciones vaginales son las que producen la mayoría de los 6,800 eventos de transmisión estimados por día.  

“Existen 33 millones de personas infectadas con VIH.  Este estudio representa un descubrimiento altamente significativo ya que ofrece prueba de principio de que la profilaxis previa a la exposición con fármacos antiretrovirales disponibles en la actualidad puede prevenir potencialmente la transmisión del VIH, facultando a las mujeres alrededor del mundo a protegerse contra esta enfermedad mortal,” dice el Dr. García. 

“Más mujeres son infectadas por el VIH ahora que en cualquier otro momento de la historia de la epidemia del SIDA,” dice el Dr. García.  “Más de 15 millones de mujeres alrededor del mundo están infectadas.  Nuestros hallazgos deberían proveer mayor ímpetu para continuar las pruebas clínicas utilizando drogas antiretrovirales orales como medida preventiva, particularmente en las áreas con las tasas de incidencia de infección de VIH más altas.”

El Dr. García dice que un obstáculo potencial es que los experimentos fueron conducidos en ratones humanizados y no en humanos.   

“Este es un modelo quimérico ratón/humano que claramente recapitula aspectos muy importantes de los humanos, pero al final del día, son ratones,” dice.  “Tomará trabajo adicional traducir estas observaciones a humanos.”

Por años los investigadores han utilizado modelos de ratón para estudiar la fisiología humana y probar nuevas drogas.  Pero las diferencias en los sistemas inmunológicos del ratón y el humano – y el hecho de que los ratones normales no pueden ser infectados con patógenos específicos de humanos o producir células inmunológicas humanas necesarias para combatirlos – ha limitado este tipo de investigación.

En 2006 el Dr. García, junto con colegas de UT Southwestern e investigadores de la Universidad de Minnesota, crearon ratones humanizados que desarrollaron sistemas inmunológicos humanos totalmente funcionales y células para el combate de infecciones, tales como células T, en todos sus cuerpos.  Estos ratones humanizados, conocidos como ratones BLT (Bone Marrow Liver Thymic) pueden desarrollar células T de la misma manera que los humanos y pueden ser infectados vaginalmente con VIH.

En este último estudio, los ratones BLT recibieron las drogas antiretrovirales una vez al día durante siete días consecutivos comenzando 48 horas antes de haber sido expuestos intravaginalmente al VIH.  Ninguno de los ratones a los que se les administró fármacos antiretrovirales contrajo VIH; sin embargo, siete de los ocho ratones que no recibieron las drogas antiretrovirales dieron resultado positivo de la infección en el examen, luego de transcurridas tan sólo dos semanas después de haber sido infectados.

Si este patrón demuestra ser verdadero en pruebas subsiguientes, las mujeres algún día tendrán que tomar una pastilla al día para poder prevenir potencialmente la transmisión vaginal del VIH, dice el Dr. García.

“Una cuestión importante que hay que tener en mente es que la profilaxis previa a la exposición no es algo que podría ser ventajoso o efectivo en costo en áreas en donde existe una incidencia demasiado baja de infección de VIH,” nos dice.  “Si usted toma esta pastilla regularmente, pero no está expuesto al virus, entonces las drogas no están haciendo ningún bien y  podrían potencialmente hacer daño.  Pero, en partes del mundo en donde la probabilidad de exposición es significativamente alta, el riesgo de contraer VIH puede ameritar tomar estos medicamentos.”

El Dr. García dice que es posible que otras combinaciones o concentraciones de fármacos más efectivos en costo puedan tener el mismo efecto.  Nos explica que lo que esta investigación hace es demostrar que las drogas antiretrovirales existentes pueden ayudar a reducir el contagio de la epidemia del VIH/SIDA.

Otros de los investigadores de UT Southwestern que se involucraron en el estudio fueron el autor líder y asistente de investigación estudiantil Paul Denton; asistentes de investigación Daniel Powell y Florence Othieno; investigadores post doctorado Dr. Zhifeng Sun y Dr. Anja Wege; anterior investigador post doctorado Dr. Bangdong Wei; y la Dra. Deborah Payne, profesora asociada de patología.  Los doctores Jacob Estes y Ashley Haase de la Universidad de Minnesota también participaron. 

Los Institutos Nacionales de Salud apoyaron el estudio.  

Visite http://www.utsouthwestern.org/patientcare/medicalservices/infectious.html para conocer más sobre los servicios clínicos que presta UT Southwestern contra enfermedades infecciosas. 

 

###

Media Contact: Kristen Holland Shear
214-648-3404
kristen.hollandshear@utsouthwestern.edu

Esta publicación informativa está disponible en nuestra página en World Wide Web en
http://www.utsouthwestern.edu/home_pages/news

Share: