Tips Informativos Diciembre 2007

Azúcar baja en la sangre baja y conducir, una mala combinación

Con el feriado de fin de año cerca, las familias se preparan para la tan a veces temida manejada para visitar amigos y familiares.  

Además de las ansiedades habituales de pasar horas encerrados en un vehículo apretado, las personas con diabetes y aquéllos viajando con ellos tiene que considerar algo más: la hipoglicemia. 

Conducir un auto requiere de una mente atenta y reflejos rápidos, por lo que inclusive una pequeña disminución del azúcar en la sangre puede llevar a resultados desastrosos.

Joyce Barnett, una dietista autorizada y profesora auxiliar de nutrición clínica de UT Southwestern Medical Center, dice que una manera en que las personas con diabetes pueden evitar la hipoglicemia es planificando sus viajes alrededor de las comidas.

“Es muy importante no saltearse comidas o meriendas programadas, especialmente al estar bajo tratamiento de insulina,” dice la señorita Barnett.  “Saltearse las comidas o meriendas incrementa el riesgo de padecer hipoglicemia.”

La señorita Barnett también dice que los individuos con diabetes deben siempre mantener a mano alimentos ricos en carbohidratos en caso el azúcar en su sangre baje. Las tabletas de glucosa, dulces y gaseosas regulares — no de dieta — son buenas opciones para una rápida recuperación de azúcar.

Visite para aprender más sobre los servicios médicos para la diabetes que ofrece UT Southwestern. 

Media Contact: Kristen Holland Shear


Las fiestas de fin de año presentan una grandiosa oportunidad para llevar regocijo a aquéllos con Alzheimer y a quienes los cuidan  

Al hacer sus planes del descanso, no olvide a sus amigos, familiares y demás personas que cuidan a personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer, dice Peggy Higgins, directora de educación del Centro de Enfermedad de Alzheimer de UT Southwestern Medical Center. 

“Las personas que proveen cuidados a los enfermos necesitan un descanso,” nos dice.  “Ofrezca que alguien más se haga cargo de la persona con Alzheimer, mientras usted lleva de compras a quien lo cuida, o lo saca a almorzar o a una visita al salón, cualquier cosa para que se sienta consentido.” 

También existen cosas sencillas que puede hacer para agradar a la persona con Alzheimer, aún cuando la enfermedad ya esté bien avanzada.  Con permiso del proveedor de cuidados, lleve un proyecto de “clasificación” tal como fotografías, una caja de botones, tornillos y tuercas o una variedad de cuadrados de fieltro.    

Ponga al enfermo música de tiempos de su juventud, la cual probablemente reconocerá más que canciones recientes.  Una visita de una hora es lo indicado, dice la señorita Higgins.  Y nada impide que pueda llegar de visita cada semana. 

Visite para conocer más sobre los servicios clínicos para enfermos con Alzheimer que ofrece UT Southwestern.

Media Contact: Aline McKenzie


Tomar duchas más cortas ayuda a aliviar la piel reseca de invierno 

A medida que avanzamos en edad, nuestra piel se vuelve más reseca, haciendo necesario el uso de humectantes para prevenir irritación y despellejamiento.  Pero la piel también se pone más reseca y sensible durante el invierno, ya que el aire frío roba más humedad a la piel.

“Tome duchas tibias, no calientes y trate de no estar más de cinco minutos bajo la ducha,” aconseja la Dra. Erin Welch, una dermatóloga de UT Southwestern Medical Center.  “Luego aplique aceite de bebé o crema humectante a la piel inmediatamente después de bañarse.” 

Mantener la piel bien humectada también puede ayudar a prevenir brotes de condiciones como dermatitis atópica (eczema) y soriasis las cuales molestan más en la época de invierno.

Visite  para conocer más sobre los servicios clínicos que ofrece UT Southwestern en dermatología. 

Media Contact: Russell Rian


Un montón de alegría debe ser precedido por un montón de estrategias para el embarazo    

Un embarazo saludable idóneamente inicia unos meses antes de la concepción.  El establecer hábitos saludables en ambos padres, hacerse pruebas para establecer condiciones médicas y comenzar una nutrición orientada al embarazo, todo ello suma para que el bebé tenga las mejores condiciones posibles, dice la Dra. Lisa Halvorson, una ginecóloga obstetra de UT Southwestern Medical Center.  

“Siguiendo unos cuantos sencillos pasos, una pareja puede evitar complicaciones potenciales tanto para la madre como para el bebé,” dice la Dra. Halvorson. 

Entre las estrategias que recomienda para la futura madre están: 

  • Examinar todos los medicamentos para evaluar el peligro potencial para el feto.
  • Si no fue ya inmunizada, vacunarse contra la rubéola.
  • Hacerse pruebas de diabetes, HIV/SIDA, hepatitis, presión arterial alta, trastornos de tiroides y otras condiciones.
  • Hacerse un examen físico general que incluya una prueba de Papanicolau.
  • Comenzar con suplementos de ácido fólico, por lo menos 400 miligramos al día, para prevenir ciertos defectos de nacimiento.
  • Obtener asesoría para establecer una dieta saludable y un programa de ejercicios.
  • Dejar de fumar y de beber licor.
  • Evitar químicos peligrosos en el trabajo, y heces de roedores o felinos en casa.

También existen estrategias que un padre prospecto puede seguir, dice la Dra. Halvorson.  Entre ellas están las siguientes:

  • Deje de fumar para evitar humo de segunda mano alrededor de la madre.
  • Evite o minimice el consume de alcohol, el cual – junto con los cigarillos – puede reducir la fertilidad masculina.
  • Si trabaja con químicos peligrosos, tales como pesticidas o fertilizantes agrícolas, cámbiese de ropa inmediatamente al llegar a casa, y lave por separado dicha ropa. 

Visite para conocer más sobre los servicios clínicos de ginecología y obstetricia que ofrece UT Southwestern.  

Media Contact: Aline McKenzie

###

Esta publicación informativa está disponible en nuestra página en World Wide Web en
http://www8.utsouthwestern.edu/home/news/index.html

Share: