Tips Informativos Enero 2006

Note to media: To reach the media contacts for any of these health news tips, call the  Office of News and Publications at 214-648-3404.

El embarazo conlleva determinaciones sensibles
Tomar la determinación de hacer ejercicio y dieta para el Año Nuevo es ya un ritual de tradición; sin embargo, las mujeres embarazadas deben actuar con precaución en lo que se refiere a ejercitar sus cuerpos.  No es buena idea iniciar un programa riguroso cuando se está embarazada, dice el Dr. Robyn Horsager-Boehrer, un profesor asociado de obstetricia y ginecología de UT Southwestern Medical Center.

No obstante, un poco de ejercicio extra es bueno, nos dice, siempre y cuando su doctor n o le haya advertido lo contrario - tomar las escaleras, estacionar su vehículo de manera que tenga que caminar un poco más, o realizar caminatas en el vecindario.  Y una vez nacido el bebé, las clases postnatales con el bebé son una buena manera de crear lazos entre mamá-bebé a la vez que regresa a estar en forma.

Lo mismo aplica para las dietas, dice el Dr. Horsager-Boehrer.  Una dieta estricta no es una buena resolución - en lugar de esto, sólo piense en comer sensiblemente, a la vez que se permite ciertos gustos.

Media Contact: Aline McKenzie

Las fuentes substitutas de calefacción a menudo abrigan peligros
A medida que baja el mercurio, algunas personas cambian a fuentes alternativas para protegerse del frío.  Demasiado a menudo, estas prácticas producen muerte y lesión accidental.  

"Los hornos y estufas nunca deben ser usados para calefacción, y los calentadores deben mantenerse fuera del alcance de los niños, animales y objetos inflamables," dice el Dr. Paul Pepe, presidente de medicina de emergencia de UT Southwestern Medical Center. 

Las personas con chimeneas deben también revis ar que no haya hojas ni ramas en su chimenea y  en el cañón de salida, y permitir que haya una  buena ventilación y aire fresco al utilizar estos aparatos. Y si todos los habitantes de la casa desarrollan dolor de cabeza al mismo tiempo, revisar de inmediato que no haya fuga de monóxido de carbono, dice el Dr. Pepe.  

Media Contact: Connie Piloto

El ingerir líquidos ultimadamente se traducirá en la oportuna eliminación de líquidos    
El número apropiado de visitas al baño parece ser uno de los grandes misterios de la vida.  No pasa un solo día sin que algún paciente pregunte al Dr. Philippe Zimmern, profesor de urología de UT Southwestern Medical Center, "¿qué cantidad de líquidos tengo que beber al día?"

Los pacientes se preocupan de ir excesivamente al baño o temen dañar sus riñones si no beben suficiente agua.  El Dr. Zimmern trata de ayudar a sus pacientes a diferenciar entre mito y realidad en lo que respecta a la conexión entre el consumo de líquidos y la orina.

 "Sus riñones filtran la sangre y producen orina," dice el Dr. Zimmern.  "Entre más beba, más orina eliminan sus riñones debido a que no hay espacio suficiente en su cuerpo para almacenar todo este líquido.  La retención de líquidos puede ocurrir cuando hay deficiencia renal o cardiaca, pero por lo general no sucede de otra manera."
La orina producida es almacenada temporalmente en la vejiga.  La vejiga de un adulto saludable promedio tiene la capacidad de almacenar entre 10 y 15 onzas de líquido.  Entonces, ¿qué tan seguido debería ir una persona al baño?

"La respuesta es un promedio de seis veces, dependiendo de cuánto líquido se ingiera y la capacidad de la vejiga," dice el Dr. Zimmern. Una persona con una vejiga más pequeña puede ser que necesite ir hasta ocho veces al día.

Para permanecer dentro de estos límites, el adulto promedio debería beber no más de seis a ocho vasos - aproximadamente 64 onzas - de líquido al día, dice el Dr. Zimmern.  Para evitar tener que levantarse en la noche al baño, simplemente no tome nada después de la cena o antes de acostarse. Si toma algún medicamento diurético, tómelo en la mañana o después de almuerzo, aconseja el Dr. Zimmern. 

Media Contact: Toni Heinzl

'El humo se mete en los ojos', ahora esto más cierto que nunca
Si la posibilidad de enfermedades del corazón y cáncer no es suficiente para desalentar a los fumadores, quizás la amenaza de la ceguera sí lo sea.

Los investigadores ahora han asociado de manera definitiva el fumar con una enfermedad de los ojos que produce ceguera.  Estudios recientes en Gran Bretaña han descubierto que los fumadores tienen entre dos a tres veces de mayor probabilidad de padecer de degeneración macular adulta (DMA), la causa principal de pérdida de visión en países desarrollados.

"La degeneración macular (DMA) puede reflejar acumulación de daño oxidante en la retina," dice el Dr. Yu-Guang He, profesor auxiliar de oftalmología de UT Southwestern Medical Center.  "Es bien conocido que el fumar está asociado con la generación de radicales libres de oxigeno, los cuales son directamente responsables del daño oxidante.  Fumar también puede reducir el flujo de sangre coroideal en el ojo, y promover isquemia, hipoxia y atrofia, los cuales pueden incrementar la susceptibilidad del proceso degenerativo macular."

La degeneración macular relacionada con la edad afecta a aproximadamente 1.75 millones de personas en los Estados Unidos.  Alrededor de 20 por ciento de las personas mayores de 75 años padecen de DMA en cierto grado.

"Puede causar pérdida de la visión severa e irreversible y no existe ningún tratamiento efectivo aún," dice el Dr. He, cuya investigación está centrada en la degeneración macular.  "La edad es el factor de riesgo más importante y la susceptibilidad genética está también altamente asociada con la enfermedad."  Algunos factores de riesgo modificables, tales como elecciones de dieta y fumar han sido controversiales.

El estudio británico examinó todos los estudios epidemiológicos publicados en inglés y concluyó que existe asociación entre el fumar y el desarrollo de DMA.  También sugirió que existe una gran carencia de conocimiento sobre los riesgos tanto entre profesionales de cuidados de salud como entre el público en general.

Media Contact: Russell Rian


###


Para recibir automáticamente publicaciones informativas de UT Southwestern vía correo electrónico, suscríbase en  www.utsouthwestern.edu/receivenews

Share: