La nueva histerectomía laparoscópica ofrece una recuperación más rápida que la cirugía tradicional

DALLAS - 3 de marzo de 2005 - Cada año se realizan más de 600,000 histerectomías en los Estados Unidos a un costo de $5 millardos, sin considerar las 144 millones de horas de trabajo perdidas en el tiempo de recuperación promedio de seis semanas.  Billie Williams de Grapevine consideró durante años realizarse una histerectomía, pero ni una cirugía mayor ni una convalecencia larga encajaban en sus planes. 
  
Sin embargo, eventualmente optó por un nuevo procedimiento ofrecido por UT Southwestern Medical Center llamado histerectomía supracervical laparoscópica.

En el procedimiento, los cirujanos utilizan nueva tecnología pare remover el útero y algunas veces uno o ambos ovarios mediante incisiones pequeñas.  A diferencia de las histerectomías tradicionales, el cuello del útero (cerviz) no es removido. 
   
La estadía del paciente en el hospital es reducida dramáticamente de unos pocos días a cuestión de horas.  El dolor post cirugía es mucho menor, y el tiempo de recuperación es más corto - por lo general únicamente una semana.

"Definitivamente desearía haberme sometido a la cirugía antes," dice la Sra. Williams, y agrega que sólo tres pequeñas cicatrices son lo que le queda de recuerdo de la cirugía.  "El dolor que sentía ya desapareció, y cuando me fui a casa me sentí tan bien que me fue difícil permanecer en cama."

Eso es lo lindo del nuevo procedimiento, dice la Dra. Mayra Thompson, profesora asociada de obstetricia y ginecología y uno de los cirujanos que realiza la nueva histerectomía.  "Esta cirugía de invasión mínima es de lo mejor; las mujeres tiene una recuperación más rápida, y pueden estar antes de regreso al trabajo y de regreso con sus familias," nos dice.

Los cirujanos creen que dejar el cuello del útero en su lugar también preserva la función del piso pélvico, previniendo la incontinencia usual que la mayoría de mujeres experimenta después de las histerectomías convencionales.

"Para las mujeres a quienes se les recomienda médicamente una histerectomía pero que tienen miedo de perder el soporte que la estructura pélvica les brinda o que temen perder la función sexual, esta es una excelente alternativa," dice la Dra. Thompson. 
   
Los cirujanos de UT Southwestern están entre los pocos en Dallas que están usando esta tecnología.
  
"Los médicos en el centro de mujeres son expertos en este procedimiento quirúrgico," dice la Dra. Karen Bradshaw, directora de Lowe Foundation Center for Women's Preventative Health Care. "Esta tecnología ha ayudado brindándonos mejores resultados muy a menudo con un índice muy bajo de complicaciones."

Aunque muchas mujeres pueden beneficiarse de la histerectomía, aquéllas que tienen fibromas muy grandes, cáncer, historial de anormalidades cervicales o múltiples cirugías abdominales previas no son candidatas.

Para más información sobre la cirugía, las pacientes prospecto deben llamar al 
214-648-2863.


###

Media Contact: Staishy Bostick Siem
214-648-3404
staishy.siem@utsouthwestern.edu


Para recibir automáticamente publicaciones informativas de UT Southwestern vía correo electrónico, suscríbase en  www.utsouthwestern.edu/receivenews

Share: