Terapia triple combate diabetes tipo 2 sin que se produzca aumento de peso tratamiento contra
la diabetes

DALLAS - Junio 2004 - De acuerdo con un nuevo estudio realizado por investigadores de UT Southwestern Medical Center en Dallas, las personas diabéticas que toman dos drogas en combinación con insulina pueden regular efectivamente sus niveles de azúcar en la sangre sin ser afectadas por el efecto secundario de aumento de peso.

Sus descubrimientos aparecen en la edición de julio de Diabetes Care. Es el primer estudio en analizar la seguridad y efectividad de la terapia triple usando insulina, metformin y un fármaco de la familia del tiazolidinedión.  

"Hemos demostrado un control de los niveles de azúcar en la sangre espectacular y sin que haya aumento de peso, un efecto secundario común en las terapias de fármacos para la diabetes tipo 2," dice el Dr. Philip Raskin, profesor de medicina interna y autor principal del estudio. "Y podemos mantener el azúcar en la sangre bajo control con relativa facilidad.  Este es un paso en la dirección correcta para tratar efectivamente la diabetes tipo 2."

Los diabéticos tipo 2 que utilizan terapia de medicamentos normalmente toman insulina y únicamente uno de los fármacos.  Dichos pacientes a menudo logran reducir el azúcar en su sangre, o HbAlc, pro debajo del límite del 7 por ciento recomendado por la Asociación Americana de la Diabetes.  Pero también tienden a aumentar de peso y a menudo deben incrementar sus dosis de insulina, dice el Dr. Raskin. 

Sin embargo, en el estudio realizado por UT Southwestern, los 28 pacientes que utilizaron la terapia triple redujeron los niveles de azúcar en su sangre debajo de 7 por ciento sin incrementar la insulina. Los pacientes que tomaron la terapia en un orden particular, con el tiazolidinedión administrado después de un periodo de uso de insulina y metformin, mostraron de hecho una ligera disminución de peso, a la vez que redujeron el azúcar en la sangre. Casi el 60 por ciento de todos los pacientes, sin importar el orden en que fueron administrados los fármacos, logró reducir los niveles de HbAlc por debajo del 6 por ciento.

El mantener los niveles de azúcar en la sangre abajo de 7 por ciento reduce enormemente el riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos, riñones y amputaciones, dice Suzanne Strowig, una asociada de la facultad de UT Southwestern que dirigió el estudio.

"Sabíamos con anticipación que la terapia triple controlaría mejor los niveles de azúcar en la sangre, pero nunca imaginamos que los pacientes no aumentarían de peso," dijo la Srta. Strowig.  "Y la terapia triple puede realizarse sin agregar más insulina a la vez que no es complicada de seguir para los pacientes."

Más de 15 millones de americanos tienen diabetes tipo 2. Los factores que incrementan el riesgo de la diabetes tipo 2 incluyen obesidad, edad (más de 45 años de edad), falta de ejercicio. En el transcurso de los años, el tener niveles altos de azúcar en la sangre daña los nervios y vasos sanguíneos,  produciendo complicaciones tales como enfermedades del corazón, derrame, ceguera y enfermedades de los riñones. 

Los fármacos como el metformin y aquéllos en la familia del tiazolidinedión ayudan al cuerpo a regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre y a disminuir la cantidad de glucosa producida por el hígado. También ayudan al cuerpo a usar más efectivamente su propia insulina.  

Los esfuerzos por lograr un control casi normal de los niveles de azúcar en la sangre han dado como resultado una serie de intervenciones farmacéuticas que no solo disminuyen los niveles de glucosa en la sangre sino también mejoran la presión sanguínea y los niveles lípidos en la sangre, informaron los investigadores de UT Southwestern. 

"Sin embargo, con muchos de estos fármacos, las personas no han sido capaces de controlar su peso," dice el Dr. Raskin. "Pero puestos juntos, especialmente en un orden particular, muestran algo muy prometedor."   

La Dra. M. Larissa Aviles-Santa, profesora asistente de medicina interna, también participó en la investigación, la cual fue financiada en parte por una donación de Bristol-Myers-Squibb y Parke-Davis.

###

Media contact: Stephen O'Brien
214-648-3404
Stephen.obrien@utsouthwestern.edu


Para recibir automáticamente publicaciones informativas de UT Southwestern vía correo electrónico,
suscríbase en www.utsouthwestern.edu/receivenews

Share: