Un componente de la contaminación de aire puede que salve las vidas de recién nacidos que padecen de enfermedades serias del pulmón

DALLAS -- 12 de Mayo, 1997 -- Un compuesto usualmente asociado con la contaminación de aire puede ayudar a que niños recién nacidos sobrevivan lo que algunas veces puede ser una condición fatal del pulmón.

En un estudio publicado anteriormente en el New England Journal of Medicine, investigadores de UT Southwestern Medical Center en Dallas y varias otras instituciones describen su éxito al usar dosis pequeñas de gas óxido nítrico para tratar a niños recién nacidos que padecen de hipertensión pulmonar severa.

La hipertensión pulmonar es una condición en la cual los vasos sanguíneos en los pulmones se encuentran fuertemente contraídos, lo que no permite que la sangre circule a través de los mismos para recoger el oxígeno y hacerlo circular a través de todo el cuerpo. Esto ocurre aproximadamente en 1 caso por cada 500 nacimientos.

El Dr. Philip Shaul, profesor de pediatría en UT Southwestern y autor de este estudio, declara que la hipertensión pulmonar puede ocurrir porque el gene responsable de fabricar óxido nítrico en el cuerpo, no está lo suficientemente "encendido" antes de que el niño nazca. El óxido nítrico es un gas que se da de forma natural y que también es derivado del proceso de combustión en los automóviles. Este tiene muchas funciones en el cuerpo, incluyendo el ayudar a dilatar los vasos sanguíneos.

El tratamiento actual para niños que nacen con hipertensión pulmonar es el de ponerlos en un ventilador. Los que no responden al oxígeno adicional y se encuentran en peligro de muerte, son ubicados en un dispositivo cardio-pulmonar como último recurso. Esta máquina remueve sangre del cuerpo, le brinda oxígeno y la devuelve al cuerpo. Este proceso, conocido como oxigenación de membrana extra-orgánico, cuenta con varias posibles complicaciones, incluyendo el daño a los pulmones, la pérdida de sangre en el cerebro y ataques al corazón.

Mientras ha habido evidencia clínica que el administrar óxido nítrico a los recién nacidos puede reducir la hipertensión pulmonar, este fue el primer estudio regulado en el que se ha usado óxido nítrico. Este estudio tomó tres años en completarse y estuvieron envueltos 58 de los pacientes que más seriamente enfermos se encontraban entre siete centros médicos a través del país. UT Southwestern fue el único centro en Texas que participó en el estudio. El estudio de UT Southwestern estuvo comprendido de niños recién nacidos en la unidad de cuidados intensivos neo-natales del Hospital Parkland Memorial y del Hospital Arlington Memorial y en la unidad pediátrica de cuidados intensivos del Children's Medical Center de Dallas.

El estudió encontró que después de respirar una mezcla de óxido nítrico por sólo 20 minutos, un 53 porciento de los recién nacidos mostró mejoría. Setenta y cinco porciento de estos recién nacidos se mantuvieron respondiendo de esta manera con el uso contínuo del óxido nítrico y el uso de la máquina de desviación coronaria se redujo a casi la mitad. Los recién nacidos en este estudio recibieron óxido nítrico mediante un ventilador por periodos que se extendieron de las 24 horas a los ocho días y medio.

"Usted, literalmente, puede ver el cambio en el color de la piel del recién nacido de azul (cianosis) a rosado en cuestión de uno a dos minutos," declaró Shaul. "No es a menudo que usted puede ver un paciente cambiar literalmente frente a sus ojos."

En adición a ser un tratamiento mucho menos hostil que el de ubicar a los recién nacidos en un dispositivo cardio-pulmonar, el Dr. Shaul se percató de que el administrar óxido nítrico resulta mucho menos costoso – unos cuantos centenares de dólares comparado a $40,000 en gastos de hospital solamente por mantener a un recién nacido en un dispositivo cardio-pulmonar.

Declaró el Dr. Shaul que estudios adicionales vienen encaminados y que pueden conducir a que la Administración de Alimentos y Drogas [Food and Drug Administration], apruebe el óxido nítrico para tratar a los niños recién nacidos que sufren de hipertensión pulmonar. Los estudios actuales se han enfocado en extender el uso de óxido nítrico para tratar niños recién nacidos con menor grado de severidad de hipertensión pulmonar.

Mientras tanto, el Dr. Shaul y otros investigadores en UT Southwestern se mantienen trabajando para encontrar el modo de "encender" el gene que produce la enzima responsable de la producción de óxido nítrico. Esta investigación tendrá un impulso una vez establecido el nuevo Centro Crystal Charity Ball para la Investigación de Cuidados Pediátricos Críticos en UT Southwestern que será consolidado con las ganancias obtenidas de la gala de 1997, uno de los más prestigiosos y exitosos eventos sociales en Dallas.

El Dr. Shaul declaró que su estudio sugiere que la falta de óxido nítrico en algunos recién nacidos puede ser causada por la falta de producción de estrógeno por la placenta durante las últimas semanas de embarazo.

"Normalmente, la placenta suelta abundante cantidad de estrógeno durante el periodo final de gestación," declaró Shaul. "Cuando comienza el parto, la placenta suelta aún más estrógeno. Si la placenta no fabrica suficiente estrógeno, la producción de óxido nítrico no se encenderá."

Otro de los investigadores de UT Southwestern envueltos en este estudio es el Dr. Thomas Zellers, profesor asociado en pediatría. El Dr. Zellers actualmente se encuentra haciendo otro estudio basado en el uso de óxido nítrico en recién nacidos que tienen cirugía del corazón. Muchos de los recién nacidos con enfermedades congénitas del corazón corren el riesgo de desarrollar hipertensión pulmonar después de haber tenido cirugía a corazón abierto y son ubicados en un dispositivo cardio-pulmonar.


For more information, please contact the Office of News and Publications at 214-648-3404.

Share: