Padres Latinos dispuestos a efectuar cambios en su estilo de vida para ayudar a niños con sobrepeso

DALLAS – Los padres de niños Latinos con sobrepeso están dispuestos a hacer tortillas utilizando aceite vegetal en vez de manteca de cerdo, y a efectuar otros cambios saludables en su comida y estilo de vida para que sus hijos estén en mejor condición, descubrió un investigador en UT Southwestern Medical Center.

Los resultados del grupo de investigación, que aparecen en la publicación científica Journal of the American Dietetic Association, representan puntos de referencia importantes para la lucha contra la epidemia de la obesidad infantil en niños Latinos, el grupo étnico más grande y de más rápido crecimiento tanto en Texas como a nivel nacional.

“Casi la mitad de todos los niños Latinos padecen de sobrepeso u obesidad,” dice el Dr. Glenn Flores, profesor de pediatría y ciencias clínicas y autor principal del estudio. “Es un tema importante en términos de nuestras futuras generaciones. Si logramos intervenir lo suficientemente temprano, entonces no tendremos adultos obesos.”

Los investigadores le preguntaron a los padres acerca de los hábitos alimenticios y de ejercicio de sus hijos, así como sobre los obstáculos que existen para realizar cambios más saludables. Luego los 19 padres de familia y sus hijos probaron alimentos preparados sustitutos alternativas saludables.

“Las respuestas con respecto a las cosas más importantes que los padres pueden hacer para ayudar a los niños con sobrepeso a bajar de peso incluyeron: animarlos, no hacerlos sentirse excluidos, toda la familia comiendo de manera saludable, y los padres siendo un buen ejemplo a seguir,” dijo el Dr. Flores, quien también es el director de pediatría general en  UT Southwestern y director de pediatría general en el Children’s Medical Center Dallas.

Los grupos respondieron de manera favorable a la mayoría de las sustituciones de ingredientes saludables, excepto al arroz café, que no resultó tan bien recibido como el arroz blanco.  Tanto los frijoles preparados sin manteca de cerdo, las enchiladas hechas con cereales integrales y queso bajo en grasa, el pescado horneado como las pechugas de pollo sin la piel, todas recibieron una calificación alta por parte de las familias.

Educar a las familias acerca de las sustituciones saludables sigue siendo un reto, dijo el Dr. Flores, junto con mejorar el acceso a algunas de las alternativas más saludables, que a veces resultan más caras.

Además de animar a sus hijos a comer de manera más saludable, otras de las acciones que los padres indicaron podrían ayudar a que sus hijos bajaran de peso incluyeron: limitar el tamaño de las porciones así como segundas porciones, beber más agua, aumentar el nivel de actividad física, limitar el tiempo que pasan frente a la televisión o la computadora, y participar en el ejercicio como una actividad familiar.  Entre los obstáculos mencionados que dificultan el lograr una mejor condición física se encuentran: costo, limitaciones de tiempo disponible y la seguridad de la vecindad.

“A veces, lograr que los niños que viven dentro de la ciudad participen en deportes organizados resulta muy difícil,” dijo el Dr. Flores.  “Los niños normalmente quieren hacerlo, pero las oportunidades no siempre son fáciles de encontrar.”

Investigadores del Medical College of Wisconsin y de Maldonado Consulting & Associates of Milwaukee también contribuyeron al grupo de estudio de esta investigación, la cual fue financiada  en parte por una beca del Healthier Wisconsin Partnership Program.

Aunque las familias que participaron en este estudio vivían en Milwaukee, donde el Dr. Flores trabajaba en aquel entonces, el doctor dijo que los resultados son comparables con lo que el ve en su práctica de pediatría en Dallas hoy en día.  Casi el 47 por ciento de los niños Hispanos en Texas padecen de sobrepeso, de acuerdo con los resultados del 2007 National Survey of Children’s Health. En Dallas, se calcula que el 36 por ciento de todos los niños padecen de sobrepeso, en base a los datos proporcionados por el Departamento Estadounidense de Salud y Recursos Humanos.

Como parte del seguimiento a este estudio, los investigadores esperan implementar un programa junto con las escuelas públicas de Dallas que les enseñará a las familias Latinas locales la manera de cocinar comidas más saludables.  El programa incluiría un componente de ejercicio, y daría seguimiento a los niños con sobrepeso y a sus familias, monitoreando la pérdida de peso.

###


Contacto para los Medios: Debbie Bolles
214-648-3404
debbie.bolles@utsouthwestern.edu

Para recibir boletines informativos de UT Southwestern por medio de correo electrónico,
suscríbase en www.utsouthwestern.edu/receivenews

Share: